laSoy eso que tú percibes en las letras y que pocos pueden conocer… Soy un violín melancólico relatando una historia, me he convertido en el ave buscando una guarida, en el día y la noche, en una lágrima y una sonrisa… He llegado a un abismo, me he quedado oculta por tanto tiempo en la oscuridad hasta perderme y volver a salir de las cenizas, tratando de rescatar lo poco que ha quedado de mí.

Ingresé a un mundo desconocido, virtual y alucinador… Me condujo al dolor, y a la tragedia hasta sumirme en la tristeza… He conocido la euforia desde mis pensamientos hasta el último rincón de mi cuerpo.

Esa ambivalencia  me ha llevado a la locura, al mundo incierto, a lo que pocos conocemos, y que cuando entramos sabemos que es para no volver a salir; locura, si alguien me lo hubiera mencionado hace tiempo quizá, mi mente se habría burlado.

Algunas veces he sentido la ausencia de mi propio yo que se oculta en las palabras de lo mundano y llega al silencio mas callado de mis pensamientos, al punto del intercambio de mis emociones y sentimientos, en donde se esconde una verdad y una mentira… Tratando de descifrar esta ambivalencia de mí ser…

Entonces me convierto en una palabra, en frases, en oraciones largas y me pierdo en las ideas fugases, me olvido del dolor marcado en mi corazón por el tiempo. Y busco desesperadamente ser una prosa para expresar estos sentimientos que me atacan sin compasión.

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ