“CATARSIS”


 

Hoy es uno de esos días en donde la melancolía me invade. Hace tiempo no sentía ese vacío presente.

No entiendo tu ausencia y cuando la entiendo me da tristeza, me golpea día a día tu inaccesibilidad como si pudiera controlarla y cuando me doy cuenta que es incontrolable me causa melancolía el hecho de saber que nunca podrás cambiar…

Me encuentro tratando de controlar mi tiempo, mis actividades, mis días se vuelven poco accesibles a los demás y hago una pequeña introspección y me veo tratando de olvidar y de ocultar lo inocultable.

Ocultar que no te extraño, que no me duele saber que hace casi un año tu ya no estabas más, que me engañé en esas 9 horas con 70 minutos que logré pasar contigo en un año completo. Poco, muy poco tiempo, porque si sumo todas las horas que tiene un año esto no logra siquiera verse entre tantos millones de horas que tu y yo pudimos estar juntos, y no estuvimos, en esos millones de horas que cada quien paso con su propia vida, una vida que es tan parecida y tan distante para ambos.

Me esta costando separarme de mi codependencia a ti, me esta costando olvidar algo que jamás existió y todavía hay días que sueño que me abrazas como si de verdad sintiéramos lo que yo intuí era amor…

Amor que no existió… Amor que me congela la piel, que me provoca ansiedad y destellos de depresión, amor que me hace doblar el cuerpo de dolor en la penumbra, en mi soledad, en mi desesperación, en mi angustia de sentir el síndrome de abstinencia a ti…

A ti que no te importo si me “enamoraba o no,” sí bautizaba mi codependencia como “amor”.

 

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ

 

Nota: De los textos no salidos a la luz en el año 2008, el título habla por sí sólo, como siempre un gusto compartirlo con ustedes que me encuentran o tratan de encontrar “Tantas Preguntas sin Respuestas”.

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ

Anuncios

¿NO HAS VISTO A MIS OJOS SUPLICAR QUE TE QUIERO?


Eres la furia que entra a mi cuerpo

Arrasando como un volcán de fuego,

La nota perfecta musicalizando

Mis pensamientos,

Eres mi necesidad melancólica

Desgarrada por el paso del tiempo,

Te has convertido en la calma

Y en el dolor de mis sentimientos,

Aun así he escuchado tus

Palabras acariciándome en el viento

Y te he dicho: “espera… ¿No has visto a

Mis ojos suplicar  que te quiero?”

Que no soporto mas no tocar tu cuerpo

Cuando espero entre las horas

Oscuras y las noches de silencio

Soñar con verte aparecer

Entre mi soledad y mi miedo…

Miedo, ese miedo a perder lo que mas quiero,

A fantasear con la idea de que te tengo

Aunque tu hayas dicho: “Tranquila,

Soy tuyo, es cierto, ¿no ves a mis ojos

Suplicar que te quiero?

Y me he quedado dormida en tu pecho

Soñando, soñando la vida en tu cielo…

Y ya te he dicho dormida… Te quiero…

Y tú has acariciado mis miedos

Mientras yo te digo… Espera…

La vida no seria vida sin ti,

Porque tú has dibujado mi senda

Y has plasmado tu horizonte en mis sueños…

Despierto  diciéndote… No cierres la puerta,

Espero tu regreso desnuda,

Ya has visto a mis ojos suplicar que te quiero…

Y espero tranquila la noche

Y sé que pronto estarás aquí diciendo:

“Te quiero”

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ

“SUEÑO DE OPIO”


Eres humo ante mis ojos,

Fuego para mis manos,

El infierno para mi alma…

Tu fulminante presencia me llama

Y me disfrazo de confusión.

Giro y giro en un sueño de opio

Gritando mi desesperación…

¡Grito! Pero nadie escucha

Que me duele este viejo amor…

Me envuelvo en su humo

Abrazándome a la nada

Y me quemo entre las llamas

De la resignación;

Porque no podré más verte

Me lo grita la razón

Y quisiera prohibir lo prohibido

Como que puedo volar sobre el pecado

Y aunque volviste aparecer, te esfumas

Como el humo ante mis ojos

Y desapareces de mis manos

Dejando fuego, fuego, en este pobre corazón…

LAURA  GRISELLE JIMÉNEZ

“DE MI Y DE NADIE MAS”


laSoy eso que tú percibes en las letras y que pocos pueden conocer… Soy un violín melancólico relatando una historia, me he convertido en el ave buscando una guarida, en el día y la noche, en una lágrima y una sonrisa… He llegado a un abismo, me he quedado oculta por tanto tiempo en la oscuridad hasta perderme y volver a salir de las cenizas, tratando de rescatar lo poco que ha quedado de mí.

Ingresé a un mundo desconocido, virtual y alucinador… Me condujo al dolor, y a la tragedia hasta sumirme en la tristeza… He conocido la euforia desde mis pensamientos hasta el último rincón de mi cuerpo.

Esa ambivalencia  me ha llevado a la locura, al mundo incierto, a lo que pocos conocemos, y que cuando entramos sabemos que es para no volver a salir; locura, si alguien me lo hubiera mencionado hace tiempo quizá, mi mente se habría burlado.

Algunas veces he sentido la ausencia de mi propio yo que se oculta en las palabras de lo mundano y llega al silencio mas callado de mis pensamientos, al punto del intercambio de mis emociones y sentimientos, en donde se esconde una verdad y una mentira… Tratando de descifrar esta ambivalencia de mí ser…

Entonces me convierto en una palabra, en frases, en oraciones largas y me pierdo en las ideas fugases, me olvido del dolor marcado en mi corazón por el tiempo. Y busco desesperadamente ser una prosa para expresar estos sentimientos que me atacan sin compasión.

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ

SIN TI


carretera_provincialg

Mientras el carro avanza por largas veredas ya conocidas, yo voy cómoda en el asiento con un libro en manos, con una melodía en mi mente, observando de vez en cuando el paisaje que va perdiendo sus matices por la rapidez del auto en movimiento, otra veces, sumerjo mi vista dentro del libro y trato de bautizar el personaje con tu nombre, como para poder tocarte, o alcanzarte un momento… Y me transporto a mi propia historia, a aquella historia que voy creando entre el movimiento y el paisaje, detrás del cristal de mis emociones… Te voy recreando y reconstruyendo, entre los escombros de mi pasado, entre mi melancolía insistente… Y te vuelvo a acariciar, te contemplo y te abrazo a mi cuerpo.

Vuelvo a perderme en tu voz, y me imagino viajando entre los matices pardos de tus ojos, perdida en ti, en tu mirada, en tu aliento, en tu cuerpo…

Cierro el libro de mis recuerdos y contemplo el paisaje… Sostengo mis recuerdos un breve instante y bajo la ventanilla para soltarlos con el aire y los veo por el espejo quedarse atrás de mí… Los veo volando en la lejanía y aumenta la velocidad, como si supiera que te estoy dejando atrás con los recuerdos, con el aire, con el paisaje, con mi amor… Y me marcho hacia un nuevo horizonte, esta vez… Sin ti…

LAURA GRISELLE JIMENEZ

“ALAS AZULES”


Estoy con las alas extendidas mirando un abismo que me causa fascinación… Estoy de pie con mis brazos que se han transformado para poder volar, para llevarme más allá, desafiando el amor hacia la vida…

Estoy observando el abismo y desearía desplomarme hacia el, escaparme de mí, dejar de existir… El aire acaricia mis mejillas, mi cabello rizado se alborota y cierro mis ojos y vuelvo a extender mis alas azules, alzo la cara al cielo y le pido al ser supremo que si me voy hacia el abismo venga un ángel por mí, porque mis alas aun no están listas para volar, sin embargo, incito a la muerte a que me lleve, retando a la vida, provocando seducción entre la oscuridad y la luz, entre la agonía y la salvación… entre la fantasía y la realidad.

El abismo es tan profundo que apenas una piedra se vislumbra al ser lanzada… Abro mis ojos y la brisa me moja, acaricia cada parte de mí, de esta dualidad palpable de mi ser, lleno de vida, de muerte…

Los sentimientos ambivalentes me atacan, tengo miedo de extender mis alas azules y quiero volar… Volar a donde no sienta más este dolor que me carcome las entrañas, que me lacera. Quiero irme, quiero dejar de escuchar los pensamientos que me atacan, quiero dejar de sentirme atrapada, encerrada, quiero ser libre, lejos de mí…

Escucho unos violines a lo lejos, mis pies descalzos comienzan a bailar al compás de la melodía, comienzo a girar mis alas dibujando círculos, poco a poco alejo mi cuerpo del abismo… Siento la humedad en mis pies de la Tierra, siento la vida, me siento a mí, por un instante, es sólo un breve segundo en el que me permiten estar conmigo y nuevamente me alejo de mí… Vuelve esa soledad, ese vacío, ese abismo delante de mis ojos se hace más visible…

Lo vuelvo a observar, ya nadie agota mi pensamiento con ideas rápidas, dejo de pensar en todo lo que me rodea, olvido que existe la vida y extiendo mis alas azules y solo una paz me invade, esa paz que no te deja volver atrás… Y vuelo lejos de mí para encontrarme de nuevo… En otro lugar…

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ

¿EN MIS SUEÑOS?


¿Dónde estás ahora que te pienso?

Ahora que el corazón me pregunta por ti,

Y no sé qué responderle…

Porque ni yo misma lo quiero aceptar…

¿Dónde estás ahora que mi alma te busca entre las calles?

Disimulando que no siento nada cuando recorro los lugares

Donde están las huellas de tus pasos…

¿Dónde estás ahora que ha pasado un año?

Porque no sé qué hacer cuando la mente y el corazón,

Me traicionan y confabulan contra mí…

¿Dónde estás ahora? ¡Dime que es de tu vida!

Porque siento desesperanza y desesperación,

Porque ahora que la vida me regala algo nuevo,

Tú apareces en mis sueños rondando mi presente,

Con ese porte despectivo…

¿Dónde estás ahora?

¿En mis sueños? Sí, estás ahí,

De donde nunca debiste salir…

LAURA GRISELLE JIMÉNEZ